El término "PyME" hace ya mucho tiempo que es conocido por todo el mundo como "Pequeñas y medianas empresas". Pero ¿Cuáles son las empresas que califican para entrar en este grupo? ¿Cuan pequeña tiene que ser una empresa para calificar? ¿O cuan grande tiene que ser para quedar fuera del término?
En distintas partes del mundo hay diferentes concepciones del término PyME. Por ejemplo, en el continente americano, hay diferentes factores que se tienen en cuenta. Tomemos como primer ejemplo el de Argentina, donde se tienen en cuenta los siguientes datos de ingresos anuales, a la hora de calificar o agrupar a las PyME:

Para la industria agropecuaria, se calcula que una microempresa debería tener un ingreso anual de $456.000 pesos argentinos (es decir 152.000 dólares), mientras que para una pequeña empresa sería de $3.040.000 pesos (Us$ 1.013.333 dólares). Finalmente en dicha industria, para las medianas empresas, el ingreso anual debería ser de $18.240.000 pesos (Us$6.080.000).

Para la industria minera, los datos serían los siguientes:

  • Microempresa: $1.250.000 (es decir aproximadamente Us$ 417.000)
  • Pequeña empresa: $7.500.000 (Us$ 2.500.000)
  • Mediana empresa: $60.000.000 (Us$ 20.000.000)

En la industria del comercio:

  • Microempresa: $1.850.000 (aproximadamente Us$ 617.000)
  • Pequeña empresa: $11.100.000 (Us$ 3.700.000)
  • Mediana empresa: $88.800.000 (Us$ 29.600.000)

En Servicios:

  • Microempresa: $467.500 ( Us$ 155.833)
  • Pequeña empresa: $3.366.000 (Us$ 1.122.000)
  • Mediana empresa: $22.440.000 (Us$ 7.480.000)

En la industria de la construcción:

  • Microempresa: $480.000 (Us$ 160.000)
  • Pequeña empresa: $3.000.000 (Us$ 1.000.000)
  • Mediana empresa: $24.000.000 (Us$ 8.000.000)

Sin embargo, esta concepción no es única en América, por ejemplo, en Venezuela, una PyME es considerada aquella que vende hasta Us$ 3.000.000 anuales.

Existe una definición más global de PyME, en la cual no sólo se ven involucrados los ingresos, sino también los trabajadores. La definición sería: "Un tipo de empresa con un número reducido de trabajadores (generalmente entre 50 y 120 empleados) , y cuya facturación es moderada."
Pero no obstante en países como México y Puerto Rico, la cantidad de trabajadores no tiene nada que ver con el tamaño de la empresa. De hecho en México se han registrado empresas con hasta 500 trabajadores, que aún son catalogadas como pequeña o mediana empresa.
En Puerto Rico, para que una empresa esté encerrada dentro del grupo de PyME, debería tener una venta anual de Us$5.000.000.

Todo esto nos demuestra que a pesar de ser un concepto global, para cada país se puede aplicar una definición distinta de lo que es una PyME, debido a que la economía de los países son distintas unas de otras.

En Europa, la clasificación de PyME tiene más requisitos que en América. Para poder ser considerada una PyME, la Unión Europea ha establecido las siguientes pautas:

  • Debe tener menos de 250 trabajadores.
  • Su volumen de negocios debe ser inferior a 50.000.000 de euros, o un balance general inferior a 43.000.000 de euros.
  • Que no esté participada en un 25% o más de su capital por una empresa que no cumpla los requisitos anteriores, aunque podrá superarse dicha participación en los siguientes casos:
  • a) Por pertenecer la empresa a sociedades públicas de participación, sociedades de capital riesgo o a inversores institucionales, siempre que éstos no ejerzan, individual o conjuntamente, ningún control sobre la empresa.
  • b) Si el capital está distribuido de tal forma que no es posible determinar quien lo posee y si la empresa declara que puede legítimamente presumir que el 25% o más de su capital no pertenece a otra empresa o conjuntamente a varias empresas que no responden a la definición de PYME o de pequeña empresa, según el caso.